Maldito tránsito

A veces no lo quieres ni pensar. Ni pensar ni ver. Ni pensar, ni ver, ni tan siquiera te atreves a mirar.

Hay cosas que están, y con eso ya basta. Están ahí, son una verdad incómoda mientras tú tratas de no salir de la rueda del hámster en la que estás metido. Pero lo cierto es que llega un día que te cogen del brazo, te miran a los ojos y te espetan: No, es que se va.

Entonces no lo quieres ni entender, ni procesar, ni te atreves a escucharla. Porque no sabes, porque no sabes qué decirle, porque no sabes si llorar delante o detrás, o a la vez. Porque no tienes ni puta idea de lo que es dar ánimo a alguien que asume su muerte con el 100% de la consciencia.

Porque está como tú y como yo: “Bien”. Pisa la tierra y todavía tiene fuerza para reír. Le duele algo, no le duele nada y a veces no puede ni respirar. Abres la puerta y está, marcas unos números y oyes su voz, solo es que se va a ir, y ella lo sabe, y tú lo sabes y ahí queda eso.

Y otro día más, vuelves a ir sigilosamente de puntillas, para no hacer ruido, para ver si continúa siendo ella, o si hay algún indicio de su partida. Porque sabes que se va, ella también lo sabe, pero no sabéis cuánta arena contiene ese reloj que se llama “Inminente”.

Solo sabes que no te sale hablarle. Eres capaz de hacer crucigramas en su presencia porque si os cruzáis durante una milésima de segundo la mirada, te vas a desbordar y ella contigo, y vais a acabar igual que ayer.

Ella no puede más, pero puede, no soporta más dolor, pero no le duele, se quiere quedar y se quiere marchar, no sabe que esto solo era una cápsula que, en vez de miligramos, contenía años y no sabe hacia dónde va. Eso es lo peor, prepararte para la NADA, o para la VUELTA, para los de ARRIBA, o para todo a la vez… “Miedo no tengo, solo sé que no quiero no verte más”.

Y reza, y maldice a ESE a quién reza, y te mira, y te acaricia, y tú la miras sin ver, porque decidiste cubrir con un velo opaco eso que te duele tanto, para que no escueza…Y luego si eso, ya nos retorceremos de vacío, ya recordaremos, ya la intuiremos.

A los valientes, conscientes al 100%.

Maldito tránsito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s