Cinco letras

Cinco letras son las culpables de que la industria farmacéutica se frote las manos y se dispare el porcentaje anual de consumo de ansiolíticos en un país cualquiera de los denominados “desarrollados”.

Cinco letras son las que te impiden coger carrerilla y dejar una humareda de polvo que te lleva a lo que sabes que es tu meta.

Cinco letras te separan de lo que mereces, os separan y son las que te van a hacer perder a un nuevo Él o Ella.

Cinco letras reflejan la peor versión de ti. La que yo veo, con la que me quedo. La que sé que eres por culpa de esas cinco letras.

A las cinco letras decides dar tu poder y así no ocuparte de ti. De ese modo, tienes el permiso para poder perder el control de tus días, de tus meses, de tus años…

Cinco letras te obligan a dar vueltas sobre tu mismo eje de manera sistemática con tus maletas a cuestas.

Cinco letras te impiden descansar, llegar con ese equipaje donde todas las señales te indican que debe ser tu hogar.

Cinco letras te impiden sentir, abrir tus pulmones mientras te abandonas al vacío.

Existen tres tipos de personas: Las que viven bajo el dictado de esas cinco letras, las que luchan contra ellas y las que las erradican del abecedario.

De los tres tipos, estas últimas, son las que llegan donde se las espera, sin laberintos tortuosos ni carreteras secundarias.

Porque un día sin mirar atrás decidieron cambiar “MIEDO” por otra palabra que empieza por “S”, termina por “O” y contiene, entre otras dos vocales, la “Ñ” y así no tener que pagar el peaje que aniquila al abecedario entero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s